Aprovecha la energía solar para el riego de tu finca.

El bombeo solar es la solución perfecta para ahorrar energía eléctrica o diesel, y poner en marcha tu riego en cualquier lugar. Es muy normal encontrar fincas o cultivos agrícolas alejados de líneas eléctricas, por lo que este tipo de bombeo es una opción idónea. Por supuesto que no debe ser la única razón, también puede ser motivo de preocupación reducir el consumo de combustibles fósiles (gasoil o diesel), o simplemente por ahorrar en la factura de la luz.

¿Cómo funciona el bombeo solar?

Consiste en hacer funcionar el sistema de riego de siempre, gracias a la energía producida por paneles solares fotovoltaicos. Activando una motobomba para extraer el agua desde un pozo, distribuirla por el sistema de riego, o llevarla a un depósito o embalse de agua.

¿Qué partes o equipos usamos en el bombeo solar?

  • Placas solares, que reúnen varias células fotovoltaicas ocupadas de captar la luz para convertirla en electricidad gracias al efecto fotoeléctrico. Se calcula la cantidad de placas necesarias según la potencia de la bomba usada.
  • Convertidor, que transforma la corriente continua en corriente alterna para hacer funcionar el sistema eléctrico. El cuadro eléctrico nos ayuda a conocer la potencia que ofrecen las células fotovoltaicas para hacer funcionar la bomba.
  • Bomba de agua, que pueden ser de dos tipos, en superficie o sumergida. Usaremos el tipo de bomba que mejor se adecue, según la profundidad a la que se encuentre el agua.
  • Sistema de riego, encargado de la correcta distribución del agua a cada una de las plantas o árboles de nuestro cultivo: riego por goteo, riego por aspersión.
  • Depósito de agua. Hace un “efecto batería”, ya que haremos funcionar la bomba sólo durante las horas de mayor incidencia solar para regar directamente o almacenar el agua restante. En algunos casos evitamos el uso de baterías para acumular energía si contamos con un buen embalse de agua.

¿Cómo realizamos la instalación de bombeo solar?

Nuestra experiencia en el mejor aprovechamiento de los recursos hídricos y la búsqueda de las más modernas técnicas de riego, nos hace estar actualizados en cuanto instalaciones de Bombeo Solar Fotovoltaico. Pídenos presupuesto y estudiaremos tu caso en particular. Este suele ser el procedimiento más común:

  1. Nuestros técnicos analizan y calculan el número de placas solares necesarias en función de las características de la bomba, el pozo, el tipo de cultivo y riego, la cantidad de árboles y las necesidades de agua.
  2. Diseñamos y presupuestamos el coste de materiales y mano de obra para conseguir el mejor rendimiento del equipo y gestión de los recursos hídricos. 
  3. Una vez aceptado el presupuesto, se realiza la ejecución. Según el proyecto, nuestros trabajas pueden ir desde el montaje de la estructura de las placas solares, hasta la instalación del riego.

En una instalación completa, además del montaje del sistema eléctrico de placas solares, abarca el sistema de extracción de agua mediante bombas de agua, montaje de sistema de filtración, abonado, instalación de riego e impermeabilización de embalse, si fuese necesario.

Este servicio ya lo están disfrutando nuestros clientes, puedes ver algunas instalaciones de bombeo solar fotovoltaico ya realizadas.