Caso práctico en un cultivo de aguacate del sistema de control climático artificial

El sistema consiste en una aplicación de agua constante sobre el cultivo que en el caso del aguacate nos aporta un doble beneficio.

1. Control de heladas: la aplicación de agua sobre el cultivo durante una helada proporciona dos formas de aumentar la temperatura. Por una parte, el agua aplicada siempre estará a mayor temperatura que el ambiente, por otra, cuando baja su temperatura y se produce el paso de líquido a sólido, cada gramo de agua congelada cede 80 calorías durante este proceso. Es por ello por lo que debemos de mantener constantemente agua en proceso de congelación, durante todo el tiempo que dure la helada. Esto hace que el cultivo quede protegido por una capa de hielo con una temperatura próxima a los 0ºC, mientras que la temperatura ambiente puede estar algunos grados bajo cero.

2. Control de altas temperaturas y humedad durante la época estival en cultivo de aguacate:

El Aguacate es un cultivo propio de zonas tropicales. El clima tropical se caracteriza por mantener una temperatura moderada, así como un alto grado de humedad en el ambiente durante todo el año.

Cuando en zonas no tropicales se intenta cultivar aguacate, esta planta se ve sometida al estrés térmico que se da durante algunos días de verano, donde superamos los 32-33ºC. En estos momentos la planta actúa con un mecanismo de autodefensa, cerrando estomas, dejando de engordar el fruto y llegándose a producir en algunos casos una caída masiva del mismo. Provocando perdidas de cosechas, disminución de calibres e incluso secado total o parcial de plantas.

Con la aplicación de agua sobre la planta durante estos momentos conseguimos mitigar el estrés térmico, bajamos la temperatura en la finca y aumenta el grado de humedad en el ambiente. Estamos provocando artificialmente una protección sobre la planta que le posibilita continuar su desarrollo vegetativo, evitando caídas masivas de fruta y dando lugar a cosechas más abundantes, de mejores calibres.

sistema de control climático artificial

Ejemplo de helada en Granada en una plantación de aguacate Hass.

Finca ubicada a 40 km de la costa, en la falda Sur de Sierra Nevada a 600m sobre el nivel del mar.

Las fotografías pertenecen a la mañana del 05-01-2021 después de una de las heladas más fuertes de los últimos años. Se trata de una finca preparada con una instalación con nuestro sistema de control climático artificial.

Como podemos ver funcionó perfectamente evitando la perdida de los frutos, así como de los árboles.

Si nos fijamos en las siguientes fotografías vemos como se generan capas de hielo sobre hojas tallos y frutos, dando cobertura y protección total a la planta frente a la helada.

Planta de aguacates durante la helada (05-01-2021)

La importancia de ofrecer a nuestras fincas una buena protección frente a las heladas, queda por desgracia, manifiestamente comprobada, cuando vemos como en otras parcelas del mismo municipio en las que NO SE ENCONTRABA INSTALADO el sistema de control climático artificial. Sufrieron daños severos durante la misma helada del 05-01-2021 en Granada.

En estas fotos podemos observar cómo los días posteriores a la helada, los daños en plantas son muy graves, el fruto quedo dañado e inservible, y además se produjeron graves lesiones en ramas llenas de brotes que en primavera deberían de inducir a flor y a fruta para el próximo año. Que lamentablemente, en este caso, también se ha perdido.

Planta de aguacate dañada por helada (05-01-2021).

A continuación podemos ver algunas fotografías realizadas por nosotros mismo el 15 de Enero de 2021 de los aguacates recolectados justo después de la gran helada del 05 de Enero de 2021. Le hicimos una visita al cliente en cuestión y pudimos comprobar en primera persona el buen calibre y peso de las piezas.